Catálogo

“-Usted no podría jamás quitarse de encima el amor, comienza, rompiendo con ella misma el silencio en menosprecio de las reglas freudianas elementales. Nosotros venimos de allá, del enlace, nacemos acordonados como los alpinistas, amarrados a un vientre, un alma, las tripas, una voz, nosotros venimos de a dos, nosotros morimos solos, esa es una certeza, y para nacer es necesario pasar por un desgarramiento del que no tenemos idea. si es de este amor del que usted habla, no hay nada que hacer, está en sus pulmones, su cerebro, en lo más mínimo de sus gestos, la preexiste a usted y sin socorro alguno de ningún dios él está enraizado en usted como la marca del primer enlace, Y también si su madre la hubiera rechazado, abandonado, odiado, lo que yo llamo acá ‘amor’ es la posibilidad de un soplido que hizo de usted un ser viviente antes, vivo y esperanzado.”

$1200

¡Podés comprarlo acá! (Únicamente si vivís en Capital Federal) https://mpago.la/1E6vLtn

EQUIPO DE TRADUCCIÓN. Grupo de lectura y articulación conceptual: Amalia Federik, Luciana Grande, María Florencia Mammaluco, Fernanda Restivo, Nichu Salazar y Silvana Tagliaferro. Traducción al castellano: Jorge Luis Piovano y Nichu Salazar. Establecimiento del texto: Karina Macció y Fernanda Restivo. Con la colaboración de: Rym Tarfaya e Igor Peres.

La fotografía es de Matías Krimer.

Arte de tapa: Diego Maxi Posadas.

“La vida es un riesgo inconsiderado que nosotros, los vivos, corremos. “Arriesgar la vida” es una de las expresiones más bellas de nuestro idioma. ¿Significará necesariamente enfrentar la muerte y sobrevivir?… ¿o bien habrá, inserto en la vida misma, un dispositivo secreto, una música capaz por sí sola de desplazar la existencia hacia esa línea de batalla que llaman deseo? Pues el riesgo abre un espacio desconocido. ¿Cómo es posible, estando vivo, pensarlo a partir de la vida y no de la muerte? En el momento de la decisión, éste escudriña nuestra relación íntima con el tiempo. Es como un combate en el que desconoceríamos al oponente, un deseo del que no tendríamos conocimiento, un amor del que ignoraríamos la cara, un acontecimiento puro.”

$1300

¡Podés comprarlo acá! (Únicamente si vivís en Capital Federal) https://mpago.la/1P7YPdq

La traducción es de Simone Hazan.

Las fotografía es de Matías Krimer.

Arte de tapa: Rym Tarfaya.

En Inteligencia del sueño, Anne Dufourmantelle nos invita a pensar qué pueden los sueños, dónde radica su potencia, su acto de resistencia. Realiza un extenso recorrido histórico-filosófico sobre los sueños, mostrando cómo el psicoanálisis arranca al sueño de las comarcas del mito cuando descubre con Freud que las pulsiones lo asedian y reconoce que en él se cifra, secretamente, nuestro deseo.

Pero, ¿qué puede decirse de los sueños hoy? Hay una percepción infinitamente más vasta que el yo, que Anne nombra como la noche de nuestra sensibilidad, en la que el sueño nos instruye. Este abre una ventana a la noche y esa noche puede iluminar una vida. Su inteligencia supone una inversión del vínculo entre la lucidez y la razón, ya que revela lo que está empezando a pasar, anuncia un mundo por venir que ya está en nosotros, del que el yo no se ha anoticiado aún. Anuncia una conversión, una metamorfosis. Se trata de dar hospitalidad a eso que viene de un otro lugar, ese otro lugar al que tendremos acceso solo por medio de una figura, que la autora propone con el nombre de intercesores. Tenemos interdicta la relación con lo real, con eso que no tiene representación y, es por medio de estos mensajeros que cumplen la función de mediación, que podríamos acceder a una inteligencia creadora que nos permita producir una torsión en el curso de una vida, como también acceder a la experiencia de un cuerpo erótico.

$1300

¡Podés comprarlo acá! (Únicamente si vivís en Capital Federal) https://mpago.la/1WNrudt

La traducción es de Karina Macció y Fernanda Restivo.

La fotografía es de Matías Krimer.

Arte de tapa: Rym Tarfaya.

A %d blogueros les gusta esto: